LOS MONEGROS: EL VALOR DE UNA ESTEPA

Propuesta en fase de construcción

Para los habitantes de zonas áridas y para gran parte del público, las estepas no constituyen el prototipo de paisajes con valores ecológicos  o estéticos. Pero contrariamente a esta creencia muy generalizada, las formas de vida existentes  han debido adaptarse a unas condiciones de vida bastante más rigurosas lo que les ha conferido una extraordinaria singularidad.
En el caso de los Monegros la presión por extender nuevas zonas de regadíos,  las construcciones de  vías de AVE , autopistas y tendidos eléctricos de alto voltaje así como la presión expansiva de los polígonos industriales urbanos, configuran formas de presión sobre un espacio que esta reclamando una delimitación clara de espacios de protección. Es la única forma  de poder  preservar algunas áreas con la singularidad ecológica que las caracteriza. La indiferencia  de la población desaparecerá si se conocen mejor  sus singularidades. Este es nuestro objetivo.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en 1º y 2º de ESO, 3º y 4º de ESO, Bachillerato, Biodiversidad, General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s